lunes, 22 julio 2024

Cuando el humo nos invade

Tal parece que este año la madre naturaleza no tuvo contemplaciones y sin dudas se reveló con total alevosía como enérgica respuesta al efecto negativo del accionar del hombre como especie. Somos los seres humanos los máximos responsables del calentamiento global y los cambios que se aprecian en el comportamiento del clima. La sequía, cada temporada más intensa trae consigo resultados nefastos. Incendios forestales…

Tal parece que este año la madre naturaleza no tuvo contemplaciones y sin dudas se reveló con total alevosía como enérgica respuesta al efecto negativo del accionar del hombre como especie.

Somos los seres humanos los máximos responsables del calentamiento global y los cambios que se aprecian en el comportamiento del clima. La sequía, cada temporada más intensa trae consigo resultados nefastos.

Incendios forestales de mayor y menor magnitud se registran en diferentes partes del país con su correspondiente cuota de daños a la flora y fauna.

Este año los habitantes de la ciudad de Santa Clara, cabecera provincial de Villa Clara en el centro de Cuba, lo hemos sentido con mayor rigor, pues la contaminación ambiental todos los días sobre la ciudad incide de manera directa en nuestra salud.

Sin embargo, hace pocos días se hizo la bendición con una lluvia casi total sobre la ciudad de Santa Clara que, de alguna manera, aplacó el desenfrenado ritmo de incendios en la periferia santaclareña.

De todas maneras, el llamado cotidiano a extremar las medidas para evitar los incendios se ha convertido en casi una consigna a través de los medios de comunicación masiva y los efectivos de prevención y extinción realizan ingentes esfuerzos por sofocarlos cada día.

Las precipitaciones pluviales parecen asomar al comportamiento del tiempo, de todas maneras, es necesario tomar conciencia de esta realidad que se convierte   en una necesidad imperiosa.

 


Rafael Plasencia Jorge

Periodista Fundador de Telecubanacán, busca reflejar la realidad de la vida villaclareña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Un comentario en "Cuando el humo nos invade"