domingo, 19 septiembre 2021

Una planta marca la diferencia en estos tiempos de pandemia

En varios trabajos anteriores he tratado temas que sugieren qué hacer en estos tiempos en que la humanidad está atravesando difíciles momentos a causa del encierro social que provoca la pandemia que nos azota. Aquí traigo otra experiencia que, aunque no comenzó con la COVID-19, me ayuda a planificar mi tiempo y quedarme en casa.

Varias ideas brotan de cada mujer que desea ver su casa bella sin necesidad de recargarla con adornos nuevos y costosos. Reciclamos y volvemos a utilizar materiales sin necesidad de gastos adicionales, aun cuando vivimos tiempos en que todo tiene un precio.

En tiempos en que la COVID -19 obliga a estar en casa, incluso las que asisten al trabajo están la mayor parte del tiempo en sus hogares luego de la jornada laboral porque es irresponsable pasear, compartir con amigos, hacer visitas y realizar otras actividades sociales, podemos hacer adornos con materiales textiles, plástico u otros reciclados y evitamos que vallan al vertedero y cuidamos de nuestros bolsillos.

Pero igualmente se me ocurre sugerir a las plantas como objeto ornamental para cualquier habitación de nuestras casas. Lucen bellas en cualquier espacio, además de ser beneficiosas para la salud. Especiales para balcones, portales y por qué no, también dentro de los hogares.

Como me gustan tanto las plantas, siempre leo todo lo que se refiere a ellas. Cómo cuidarlas, cuáles son las de sombra y cuáles de sol, y sobre todo los beneficios que traen para la salud.

Es significativo saber que las plantas y flores que tenemos en nuestras casas no sólo decoran con elegancia y belleza los hogares, sino que nos animan y nos ayudan a mejorar nuestra calidad de vida. Sus efectos psicológicos relajan, animan y reducen estrés, especialmente en los tiempos de pandemia que estamos viviendo. Al menos yo, hasta hablo con ellas.

También oxigenan el ambiente con un efecto relajante y su color y su belleza dan una sensación de tranquilidad y positivismo. Mejoran la salud del aire que respiramos, purifican y revitalizan el ambiente y actúan como pantalla frente a los ruidos exteriores e interiores.

Varias tesis aseguran los beneficios en las oficinas, pasillos, corredores de nuestros centros de trabajo y de estudios para aumentar la rentabilidad y la eficacia laboral, pero también en los hogares embellecen y mejoran el entorno familiar y estimular las relaciones entre sus miembros.

El cuidado y conservación de las plantas es un tema de interés a tratar en familia porque poco a poco invita a otros familiares a interesarse por ella y los inserta en la actividad, experimente y verá.

He leído en textos y artículos de internet y sé por experiencia propia que una planta marca la diferencia en nuestros hogares, ya sean en patios o cualquier sitio donde la coloquemos.

De ahí que a ud que me lee lo/la reto para que haga la prueba, y de seguro encontrará entretenimiento, oficio y hasta alivio al estrés que proporciona este necesario encierro social familiar.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.