martes, 28 septiembre 2021

¡Haz la prueba!

Realizar ejercicios físicos es un hábito que se adquiere con la práctica sistemática, pero que muchas veces evadimos con la justificación ¡no tengo tiempo! Precisamente para recordar la importancia de ejercitar los músculos, En casa te propone una serie de acciones que contribuirán favorablemente a tu salud y figura.

Realizar ejercicios físicos es un hábito que se adquiere con la práctica sistemática, pero que muchas veces evadimos con la justificación ¡no tengo tiempo! Precisamente para recordar la importancia de ejercitar los músculos, En casa te propone una serie de acciones que contribuirán favorablemente a tu salud y figura.

Realizar ejercicios físicos es un hábito que se adquiere con la práctica sistemática, pero que muchas veces evadimos con la justificación ¡no tengo tiempo! Precisamente para recordar la importancia de ejercitar los músculos, En casa te propone una serie de acciones que puedes realizar desde casa y que contribuirán favorablemente a tu salud y figura.

El primer elemento a tener en cuenta es que la práctica de ejercicios no es una tarea que podamos delegar en otros, así que cuánto más temprano decidamos hacerlo, mejor. Luego, debemos establecer una meta y definir los pasos o la rutina a desarrollar para, paso a paso, llegar a cumplirla. El truco está en no desanimarse, y desde el principio tener bien claro que tomará tiempo, pero al final, siempre se obtiene el resultado deseado.

Luego, debemos seleccionar la actividad que más nos grade, y pueden ser desde caminar, trotar, montar bicicleta, hacer aeróbicos, bailar o practicar algún deporte en particular. El fin consiste en que la práctica se convierta en un entretenimiento que nos conduzca a realizarlo con agrado, y además contribuirá a mantenernos en forma y a ocupar el tiempo libre.

He aquí algunos sencillos y útiles:

  • Una actividad ideal para tonificar los músculos consiste en sentarnos en el piso con las piernas unidas y extendidas. Los brazos deben permanecer junto al cuerpo.

Lleva los puños a nivel del pecho mientras flexionas las rodillas para levantar ligeramente las piernas al unísono e inclina el cuerpo hacia atrás, tensando los músculos del estómago y el abdomen. Aguarda unos cinco segundos y vuelve a la posición inicial.

  • En caso que nos sintamos muy cansados, podemos sentarnos en el suelo con las piernas cruzadas y las muñecas también cruzadas sobre los tobillos. Inclínate ligeramente doblando la cintura y sacando el pecho, y enseguida lleva tu cabeza hacia delante, de manera que percibas un tirón en los centros nerviosos de la base del espinazo.

Después empieza a hacer movimientos rotatorios de la cabeza y el cuello, comienza por el lado izquierdo, con la oreja lo más pegada posible al hombro y hacia atrás; lado derecho hacia adelante. Repítelo cinco o seis veces, y luego recomienza al revés. Dará resultado.

  • Por último, para conseguir vientre un vientre plano, lo ideal es la realización de cuclillas. Y flexiones del tronco. Con las primeras, propón un rutina de cinco diarias que vaya in crescendo hasta llegar a 40. Con el segundo ejercicio, recuerda que durante las flexiones debes mantener las piernas ligeramente separadas. Cuando arquees el cuerpo, debe realizarse lo más posible; lo mismo pasa con la flexión. Esta rutina debe repetirse diez veces con los músculos contraídos.

Una vez que pongas en práctica estos sencillos hábitos, te será más fácil incorporar una rutina de ejercicios domésticos más elaborada, que a la larga se traducirán en una mejor calidad de vida y en una renovación estética de tu imagen. ¡Haz la prueba!


Carmen Milagros Martín Castillo

Periodista Licenciada en Periodismo por la UCLV 2012. Editora del sitio web de Telecubanacán, amante del universo digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.