jueves, 23 septiembre 2021

El limón, buen aliño y beneficios que nos nutren

Hay muchos a favor y otros detractores acerca del consumo del limón, pero de acuerdo a mi experiencia, considero que tiene muchas ventajas.

Hay muchos a favor y otros detractores acerca del consumo del limón, pero de acuerdo a mi experiencia, considero que tiene muchas ventajas.

Beber agua tibia con zumo de limón en ayunas me ayudó a perder grasa y con ello mantener mi peso corporal, también y me auxilia en las digestiones. Desde que lo tomo, mi presión arterial no necesita exceso de medicación y mis niveles de glucemia en sangre nuca llegan a 7, aún padeciendo de Diabetes Mellitus tipo II.

Cuando bebemos agua con limón en ayunas,  nuestro cuerpo recupera el agua perdida durante la noche, hidratándose de manera rápida, además de aprovechar las propiedades curativas del limón en nuestro organismo y combatir cualquier infección urinaria.

El limón contiene ácido fólico, calcio, magnesio, potasio y diversas vitaminas y minerales, que además le otorgan un efecto antioxidante, indispensable para producir colágeno, el cual ayuda en el proceso de regeneración de los tejidos, haciendo que la cicatrización de heridas sea mucho más rápida. Y se dice también en los textos que he consultado que disminuye considerablemente la producción de células cancerígenas.

En varias páginas de internet se destaca su poder digestivo y depurativo del hígado, y aseguran que su moderado consumo elimina las toxinas del organismo. Estimula el hígado para producir más bilis, creando una digestión más sana además de proporcionar energías y un aliento más fresco.

En mi caso soy casi inmune a los virus catarrales, y a mi criterio, que no es especializado, se debe a su poder antibacterial y antiviral. Es conocido por todos que el limón tiene un alto contenido en vitamina C, la cual fortalece el sistema inmunológico y previene enfermedades, de ahí que mantengo ese criterio.

Existe mucha evidencia de que esta bebida fácil de preparar y económica tiene grandes beneficios curativos, que además ayudan a evitar riesgos en la salud mental y física.

Y cuando hablamos de recetas de cocina no puede faltar en muchas de ellas el necesario gusto a limón. Por solo citar algunas caseras, su zumo es imprescindible para el adobo de carnes y pescados de todo tipo e incluso el aliño de las ensaladas es más delicioso y beneficioso con el uso del limón que usando el vinagre.

Y si de dulces caseros se trata también su sabor es fundamental en los pudines y flanes caseros, en panetelas, bizcochitos, en dulces de leche, y otras tantas golosinas que elaboramos en los hogares. ¡Y que diríamos de una deliciosa limonada en tiempos en que el verano arrecia con fuerza!

Hace un tiempo leí como aprovechar todo el limón congelándolo y luego rayándolo totalmente, de esa manera su polvo puede ser utilizado para dar ese exquisito sabor que tanto gusta en postres y otras recetas caseras. Y desde que lo probé por vez primera intento que no falte en mi cocina.

Pero como todo, su exceso trae innumerables efectos secundarios, de ahí que, además del uso en recetas caseras ¡tomarlo moderadamente o bajo prescripción facultativa es lo más conveniente!

 


Aliuska Brizuela Vega

Licenciada en Periodismo Licenciada en Periodismo por la Universidad de La Habana 2012. Editora del sitio web de Telecubanacán y amante de la literatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.