lunes, 22 julio 2024

Una reina para las 64 casillas

Me apasiona el ajedrez porque es un juego de mucho análisis, estudio, es un combate mental, se disfruta compitiendo, pero también estudiándolo, cada partida es diferente», aseguró la nacida en Sagua la Grande.

Dicen los entendidos que la dama, conocida popularmente como reina, es la pieza más poderosa en el juego de ajedrez. Sin embargo, esta no puede desplegar todo su poderío sin la astucia de las manos que la mueven.

A los cinco años, la villaclareña Jinela de la Caridad Rodríguez Rivero comenzó a dominar el juego ciencia, pero no fue hasta los nueve que compitió por primera vez. Su talento la coloca como una joven promesa de este deporte en Cuba. En los recién concluidos Juegos Escolares de Ajedrez jugó 18 partidas, nueve clásicas e igual cantidad de blitz, y solo le pudieron hacer una tabla; un resultado perfecto que la convirtió en la jugadora más destacada.

«Me apasiona el ajedrez porque es un juego de mucho análisis,  estudio, es un combate mental, se disfruta compitiendo, pero también estudiándolo, cada partida es diferente», aseguró la nacida en Sagua la Grande.

«Fue muy importante, pues aporté puntos para que Villa Clara pudiera quedar campeona. Además, es el premio a mi preparación durante años. Me dice que voy por el camino correcto y me inspira».

Con solo 15 años, ya tiene el título de Maestra Fide, y hace unos meses estuvo invitada a un campamento internacional con jóvenes talentos de todo el mundo.  «Allí recibí entrenamiento de la mejor jugadora de la historia, Judit Polgár, y de Artur Yusúpov, dos personalidades del ajedrez mundial. Este sueño cumplido fue posible gracias a la Federación Internacional de Ajedrez (Fide), y al apoyo de fide América y la Federación Cubana, que siempre está pendiente de mí. Fue una experiencia muy significativa».

Esta estudiante de la eide Héctor Ruiz Pérez le dedica al entrenamiento entre siete y ocho horas. En su formación agradece el apoyo incondicional de sus padres y de sus entrenadores, «el Maestro Nacional Orelvis Franco, al inicio, y desde hace tres años a Eric Fernández, quien me ha ayudado a dar cada paso; me hace sentir segura y me ha entregado mucho de su conocimiento».

Su papá, Iván Rodríguez Ríos, confiesa sentirse muy orgulloso de sus resultados. «Sabemos que los disfruta, y la hacen muy feliz. Ella está muy concentrada en lo que quiere, enfocada en sus metas, y nos reconforta mucho».

Cuenta que «para ella no es sacrificio prepararse, al contrario. Como familia sí hicimos algunos cambios, como mudarnos hacia Santa Clara, para que pueda tener las mejores condiciones posibles: un gran entrenador, tiempo suficiente, torneos, y un ambiente ajedrecístico muy favorable. Está rodeada de personas que viven para el ajedrez: un colectivo de entrenadores, comisionados y directivos del Inder que se esmeran porque este deporte avance», resaltó.

Villa Clara ganó, por decimoctava ocasión (de 39), en el certamen de ajedrez en los 60 Juegos Escolares Nacionales, con actuación récord, pues dominó las categorías 13-15 y el Nacional Pioneril, y en la Sub-12, que tuvieron lugar en la eide Pedro Díaz Coello, de Holguín.

Jinela de la Caridad Rodríguez Rivero abrazó los títulos de Campeona Nacional categoría Estándar, Campeona Nacional Blitz, Campeona Nacional por equipos, jugadora femenina más destacada y jugadora más destacada de todo el evento.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *