sábado, 18 septiembre 2021

Una iglesia a prueba de terremotos

Resulta poco conocido que la Iglesia Mayor de Remedios está preparada para resistir un terremoto de gran intensidad. El inmueble, considerado como uno de los símbolos distintivos de la ciudad junto con sus parrandas y leyendas, fue objeto de una formidable restauración por parte de Eutimio Falla Bonet entre mayo de 1944 y marzo de 1954.

El filántropo prácticamente no abandonó la ciudad durante los 10 años que le tomaron las obras, me contó poco antes de fallecer Esteban  Granda, quien le acompañó en aquella aventura.  

Según relató Granda, Falla Bonet llegó a la Octava Villa siguiendo la ruta de sus ancestros, quienes formaron parte de las familias que fundaron Gloriosa Santa Clara en el verano de 1689. Es historia que el filántropo, tras encontrar allí las partidas bautismales de sus antepasados, decidió invertir elevadas sumas en la restauración capital de una de las Iglesias más antiguas de Cuba.

altar santo iglesia remedios

Entre las obras financiadas por Bonet se encuentran la colocación de representaciones barrocas en las naves laterales, la recuperación del techo y los 13 altares tallados en cedro y laminados en oro de 22 kilates, algo que ha dado lugar a nuevas leyendas.

Conocí a Granda durante la seca y calurosa primavera del 2015 en la que Remedios se preparaba para celebrar su medio milenio de existencia y se me habían solicitado un grupo de programas de televisión acerca de la historia del lugar. Mientras nos refrescamos con una limonada helada, Granda me relató que Eutimio Falla Bonet no escatimó esfuerzos para reforzar la estructura de la iglesia, luego que se dio cuenta que un terremoto un tanto más intenso que aquel que sacudió a la urbanización por aquellos años, tendría la capacidad de destruir el inmueble.

Para ello trajo a la Parroquial a expertos de Japón y Estados Unidos, y siguiendo recomendaciones ordenó reforzar con vigas de concreto las paredes y construir los contrafuertes, acciones constructivas que resultan prácticamente imperceptibles.

vista altar pcpal iglesia remedios

Granda me comentó que Eutimio solía saltarse los protocolos y se sentaba en el suelo para contemplar la obra sin importarle que el fino polvo rojo del estío le manchara las ropas. Para Falla Bonet estas partículas formaban parte de una historia mayor que empezó mucho antes de sus ancestros y que continuará sin pausa hacia el futuro


Arnaldo Díaz Jiménez

Director de Televisión en Telecubanacán Graduado de Lenguas Extranjeras 1987 se interesa por el desarrollo científico y medioambiental. Es Realizador del Programa de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Un comentario en "Una iglesia a prueba de terremotos"

  1. Como Remedia Vivo orgulloso de mí iglesia de ser un patrimonio nacional de se una de Ser tan bella porque la casa de Dios es de su pueblo Remedio y su tradición Cuna de La parranda hospitalaria ysocial todo el que la visita Regresa porque siempre es bienvenido a si es mi pueblo.