Vie, 18 junio 2021

Directora general de la UNESCO advierte sobre el impacto de la COVID-19 para la diversidad cultural

La directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, se refirió hoy a la amenaza que representa la pandemia de la COVID para la diversidad cultural. Asimismo, convocó a la comunidad internacional a reaccionar para salvarla.

En su mensaje por el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo, que se celebra este 21 de mayo, la funcionaria ilustró el desafío con situaciones como la posibilidad de que uno de cada ocho museos cerrados durante los confinamientos no vuelva a abrir y un 12 por ciento de los artistas considere abandonar el sector.

“El impacto en el ámbito cultural será a largo plazo, justo cuando necesitamos más que nunca esta diversidad, en aras de mirar el mundo desde diferentes perspectivas”, señaló.

De acuerdo con Azoulay, esta fecha ratifica la importancia de la cultura como un bien común, que abre horizontes y brinda a la sociedad vínculos y sentido, “para hacerla menos solitaria y más solidaria”.

Desde su irrupción en el planeta hace más de un año, la pandemia de la COVID-19 y las medidas destinadas a frenar su propagación condujeron al cierre de los museos y sitios del patrimonio mundial y la cancelación de festivales, conciertos y ceremonias.

Se ha generado una crisis de la diversidad cultural, además de un vertiginoso estado de incertidumbre, amenazando en particular a los creadores autónomos, que son la savia de la diversidad, manifestó la directora general de la Unesco.

A propósito del uso de Internet para lidiar con el adverso panorama, insistió en su carácter insuficiente, al alertar que “la tecnología digital reproduce o amplifica las desigualdades o crea otras nuevas, lo que conlleva el riesgo de la estandarización cultural”.

Cuando la presencia en línea solo concierne a un cinco por ciento de los museos africanos o es por naturaleza incompatible con las ceremonias de nuestro patrimonio inmaterial, la diversidad de nuestro mundo se resiente, subrayó.

Azoulay abogó por un “nuevo pacto cultural”, basado en las opiniones de los profesionales.

En ese sentido, destacó el impacto de los debates promovidos por la Unesco, más de 270 en 110 países, de los cuales salieron recomendaciones para apoyar a los artistas, reducir las desigualdades de género y geográficas, y garantizar un reparto equitativo de los ingresos entre plataformas y creadores.

(Con información de Prensa Latina)


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.