Mié, 24 febrero 2021

COVID-19: ¿Ayuda el pánico en situaciones de pandemia?

Es tan peligrosa la histeria como la apatía social, consideró la doctora Annia Duany, jefa del Grupo de Psiquiatría del Hospital Docente Clínico Quirúrgico Salvador Allende de Cuba, quien expresó que resulta imprescindible la confianza en las medidas sociales adoptadas en Cuba contra la COVID-19.

El pánico no ayuda en situaciones de pandemia y un estado de ánimo favorable incide en la prevención y tratamiento de las enfermedades, aseguró a Prensa Latina la doctora Duany.

“Es normal en esta situación que las personas experimenten estados nerviosos, inquietudes, ansiedad y temores, pero es esencial tener los recursos de enfrentamiento positivos: estar en familia, buscar información confiable y segura, realizar tareas y enriquecer nuestro mundo espiritual”, señaló.

Por otro lado, la doctora Ana Sarracent, jefa del Grupo de Psiquiatría del Hospital Calixto García, explicó que si bien existe riesgo de contagio a cualquier edad, las investigaciones epidemiológicas apuntan a que los mayores de 60 años son más vulnerables a la Covid-19.

“En estos casos es trascendental el apoyo de la familia pues ellos son más sensibles desde el punto de vista psicológico y orgánico. También, extremar su cuidado e higiene; así como, aquellos con trastornos nerviosos o cognitivos, velar porque disfruten de materiales positivos y alegres”, precisó.

Las labores de pesquisaje implementadas con el propósito de identificar síntomas gripales en la población y posibles casos de la pandemia, revelan también una cifra significativa de adultos que viven solos y, por tanto, precisan del apoyo comunitario, añadió Sarracent .

Suelen tener una idea hipocondriaca respecto a las enfermedades y a su situación de soledad, así como, una percepción diversa de las noticias difundidas sobre el tema, comentó.

En los próximos días llegarán a la nación caribeña numerosos residentes cubanos y estarán bajo aislamiento en respuesta a una medida de protección, la familia lejos de angustiarse o deprimirse debe ser consciente y asumirlo de una manera adecuada, dijo en referencia a las medidas más recientes adoptadas por las autoridades.

Acerca de los niños y la forma en que deben ser tratados en este contexto, la doctora Mabel Whilby, jefa del Grupo Infanto- Juvenil del Hospital Docente Pediátrico del Cerro, La Habana, explicó que este sector poblacional posee etapas diferentes en el desarrollo psicológico y debe recibir la información de acuerdo con su edad.

La familia debe transmitir a los niños que esta situación pronto regresará a la normalidad y entonces podrán jugar nuevamente con sus amigos, dijo.

Los pequeños también tienen emociones, tristezas y temores y deben canalizarlos y, al mismo tiempo, sus padres deben infundirles seguridad y confianza mediante el juego, agregó.

En este sentido, las conversaciones entre personas adultas no pueden realizarse frente a los menores porque están muy al tanto de las señales de cómo los adultos manejan esta situación, pues son patrones a imitar.

Las especialistas coincidieron en la importancia de la percepción de riesgo e insisten en que el aislamiento y la vigilancia en los hogares se asuman con una conducta adecuada: evitar el consumo de bebidas alcohólicas, fumar o el descuido de los hábitos alimentarios.

Preguntas y rumores sobre la COVID-19

Infografía: Edilberto Carmona/Cubadebate.

Infografía: Edilberto Carmona/Cubadebate.

Infografía: Edilberto Carmona/Cubadebate.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.