Jue, 25 febrero 2021

Un servicio farmacéutico de excelencia

La farmacia comunitaria número 951, enclavada en de el poblado Lutgardita, es una de las unidades pertenecientes a la red de farmacias del municipio de Quemado de Güines que exhibe un trabajo reconocido. La calidad de los servicios que presta a la población de alrededor de dos mil habitantes, distingue al colectivo que ofrece sus servicios a tres áreas de salud enclavadas en los asentamientos poblacionales de comunidades como El conde Esperanza y la comunidad Lutgardita.

En la unidad solo dos trabajadoras laboran en el pequeño inmueble que fue un apartamento familiar; pese a lo reducido del lugar y las inquietudes que genera el déficit de medicamentos, la información oportuna a los clientes, la atención esmerada de la administradora Tania Mollinedo y la dependienta Noelvis Vivero, son sellos distintivos de estas dos farmacéuticas.

En  la farmacia comunitaria que se distingue por cumplir su plan de ingresos en el año,  ya forman parte del laborioso colectivo los cerca de  cincuenta activistas voluntarios, personal de la comunidad que en medio de la crisis generada por la pandemia, llega a los hogares para la distribución oportuna de los medicamentos a las personas vulnerables o con enfermedades crónicas. De esta manera  no solo se facilita a la población aislada  la adquisición de los medicamentos indispensables para la atención a la salud, sino que se  evitan las aglomeraciones en la unidad.


Marcia Daniel Manrique

Periodista Licenciada en Educación 1999. Desde Quemado de Güines cuenta historias novedosas desde el norte de Villa Clara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.