Jue, 25 febrero 2021

Luminaria del Escambray villaclareño

La Estación Experimental Agroforestal Jibacoa de Manicaragua, Villa Clara, contribuye con su labor científica a la reanimación cafetalera nacional a través de sus proyectos.

Desde  la Estación Experimental Agroforestal Jibacoa en Manicaragua, Villa Clara se irradia luz a la caficulturanacional. La institución se distingue por su labor en el desarrollo de diversos proyectos dirigidos especialmente al desarrollo del programa cafetalero  como encargo de la Unidad de Ciencia y Técnica de Base perteneciente al Instituto Nacional Agroforestal.

El centro cuenta con el mayor banco de germoplasma de café en el país como acervogenético con las variedades o clones comerciales que se necesita multiplica desde el laboratorio de Biotecnología. Allí, jóvenes investigadores, especialistas y técnicos trabajan en la regeneración de plantas procedentes del banco. Esto posibilita extenderlas a la cadena productiva y cumplir con el encargo estatal del Instituto de Investigaciones Agroforestales  asignado a la institución científica como rectora de la actividad de producción  de semilla de café certificada en el país.

Cumpliendo esta asesoría ya se han establecido  bancos de semilla de café de nuevo tipo con simientes de la estación teniendo en cuenta la estructura varietal y normas de estos. Actualmente se intensifica el trabajo en todas las provincias en el fomento de los bancos, actividad con avances en la región oriental y con mayores resultados en la central. La producción de semilla certificada en la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) La Herradura en el Escambray villaclareño así lo demuestra.

Asimismo, destaca la actividad extensionista realizada  con productores y demás actores de la cadena productiva. La aplicación de un proyecto internacional de capacitación dirigido por el Doctor en Ciencias Ciro Sánchez Esmori, Director del centro, posibilita el trabajo con las estructuras escuelas del país. Las capacitaciones se dirigen a  diversas actividades del cultivo como la introducción del injerto, producción de posturas en tubetes, mejoramiento de suelos, entre otras. En este sentido, constituye prioridad el incremento de  las acciones  en el programa cafetalero del  llano.

La producción de abonos orgánicos, con tendencia a solucionar problemas ambientales con   los residuos del beneficio del café y de forma experimental se introducen microorganismos eficientes, el uso de varios sustratos orgánicos locales en sustitución de fertilizantes para la producción de posturas en tubetes, la disminución de la acidez de los suelos, figuran entre otros de los proyectos que también acredita el desempeño de los investigadores del centro científico de la montaña.

Contribuir al desarrollo de  la caficultura nacional desde la luz que reparte es la máxima de este centro científico enclavado en la serranía del Escambray villaclareño.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.