Jue, 25 febrero 2021

La Loma: una cuadra con rienda bien apretada

En el municipio villaclareño de Cifuentes radica la Cuadra Equina La Loma que se dedica al mantenimiento de la pureza de la raza Quarte Horse o Cuarto de Milla la que es muy apropiada para las labores agropecuarias por su fortaleza y salud.

Aunque Rafael Espinosa es el responsable de toda la ganadería estatal del municipio Cifuentes, esa Cuadra Equina es la niña de sus ojos y por ello no le presta a nadie la rienda de sus caballos y yeguas.

Allí viven veinte reproductoras, cinco hembras jóvenes, dos sementales y siete crías o potricos, como la gente les llama.

La misión de esta cuadra equina es lograr una reproducción controlada que mantenga las mejores cualidades de la raza Cuarto de Milla, originaria del sur de los Estados Unidos, y que destaca por ser ligera en el trabajo y a la vez resistente a la dura faena de los campos.

El celo sistemático de las hembras es importante para cuando se manifiestan sexualmente realizarles las montas necesarias hasta que quede preñada.

¨Siempre buscando la hembra que tiene su descendencia racial con el macho que tiene las mejores características¨ dice Rafael Espinosa Macuyó, Administrador de la Cuadra.

¨De ahí los animales que superen las cualidades de sus progenitores pasarán a ser reproductoras en el caso de las hembras, y sementales en el de los machos, siempre en otras cuadras mientras que el ejemplar que no alcance esas cualidades pasará al trabajo en el campo¨

Las hembras pueden ser vueltas a montar o cubrir por los machos solo nueve días después de haber parido, por eso en esta cuadra hay yeguas que tienen potricos grandes, otro mamando y uno en la barriga.

Vital en estos empeños es la alimentación segura y balanceada para lo que disponen tanto de pasto natural como de concentrado proteico. Para ello tienes 30 zonas de acuartonamiento donde los animales pastan durante dos días aunque cada jornada en la mañana se le suministran 3 kilogramos de pienso concentrado.

Aquí se logra el ciento por ciento de natalidad pero la última palabra la tiene una comisión de expertos que determinará la categoría de cada animal logrado y su destino posterior, pero mientras tanto sigue día a día la faena por alimentar y cuidar bien el rebaño, sobre todo por celar y preñar bien cada yegua, y en ese empeño Rafael no le presta a nadie la rienda de esta cuadra, porque como dice un refrán, el ojo del amo engorda al caballo.


Luis Evidio Martínez Díaz

Periodista Graduado en la UH como Licenciado en Periodismo 1991, prefiere el debate y el análisis de los acontecimientos que le circundan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.