Lun, 30 noviembre 2020

Homenaje transparente y eterno

En cada rincón de la isla, los cubanos rindieron homenaje a Camilo Cienfuegos en el aniversario 61 de su desaparición física.

Octubre cierra con la estampa guerrillera  de Camilo Cienfuegos. El  día 28 nos parece que el agua salpica con la templanza  y a misma vez la fuerza de la tristeza por la desaparición de un hombre que no pereció, sino que sigue vivo desde la profecía de su ejemplo incorporado a un pueblo que lo coronó como el Señor de la Vanguardia.

Camilo al frente de la columna Nº 2 Antonio Maceo, por el norte y el Che con la Nº 8 Ciro Redondo, por el sur, emprendieron la invasión guerrillera como una acción clave para el triunfo revolucionario el 1º de enero de 1959.

Quiso también la historia juntarlos casi al inicio y al cierre de octubre en otra dimensión de historias humedecidas que los eternizan  en la historia: al Che anegando su sangre en suelo boliviano el día 8 y a Camilo, desaparecido en el mar el 28 de octubre de 1959 al regresar  de una misión encomendada por Fidel Castro, líder de la Revolución cubana, en el centro oriental de la isla.

Hoy, el pueblo cubano en homenaje transparente y eterno cobija con flores en arroyos, ríos y mar la imagen del héroe que  anda y se disemina en el espíritu de la nación. Mientras, las aguas siguen salpicando  con la tibieza de una figuración perpetua.

Octubre se nos va cuando, en tanto, inquieto, removido, el Señor de la Vanguardia recibe la honra vehemente de su pueblo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.