Dom, 28 febrero 2021

Quédese en casa y le dará el jaque mate a la COVID-19

Desde finales de diciembre de 2019 se escucha a diario de una pandemia que afecta a la humanidad y que comenzó entonces en la ciudad China de Wuhan, y hoy se extiende por más de 180 países.

 A mi criterio, aun cuando en China se habló algo tardío de la enfermedad, su gobierno y su población la acogieron con alta responsabilidad hasta vencer su alto contagio, sin embargo, otros países europeos no la tomaron con la seriedad que implicaba detener la pandemia. Tampoco otros países de otras partes del orbe pudieron detenerla.

Tal es el caso que hoy afecta muy duro a nuestro continente y también al pueblo cubano. Cifra que muy a pesar de todas las medidas que toma nuestro Gobierno junto al Ministerio de Salud Pública, cada día vemos que va en ascenso. Y realmente me preocupan los datos que pronostican nuestras autoridades al referirse al pico de la infección. No sé por qué a muchos no y aún están desandando en la calle.

Cierto es que la población cubana en su mayoría se aferra a las recomendaciones que se imparten a diario a través de mesas redondas, conferencias de prensa y noticiarios nacionales y territoriales, pero no toda le da la importancia que tiene, que es cumplir con la única medicina ya aprobada para su detención: ¡quedarse en casa!

Me impresiona que para muchos vencer esta enfermedad basta con el valor y arrojo del pueblo en situaciones difíciles como tantos vividos, o similar al de tiempos de huracanes; y si es buena esa valentía y esa voluntad inquebrantable que nos caracteriza, pero referente a la COVID -19, no funciona así.

¡Quédese en casa!, recomendación que escuchamos a diario, es la verdadera y única vacuna que se ha comprobado como efectiva; la repiten a cada instante los medios de prensa de toda la isla y me atrevo a decir que la replicamos todos en las redes sociales, sin embargo, no todos la aplicamos debidamente.

Los Gobiernos y el Ministerio de Salud en cada territorio cumplen las orientaciones de la máxima dirección del país y accionan con medidas cada vez más severas para su detención, pero necesitamos del aislamiento social al que se llama por parte de todos los que vivimos aquí. Es cierto que el uso del nasobuco, y el estricto cumplimiento de las medidas higiénicas frenan su expansión, pero solo el AISLAMIENTO SOCIAL podrá ponerle fin. Recuerde que el coronavirus no avanza solo, es ud con su actuar indisciplinado quien propicia el contagio. No le siga el juego por favor, no salga a buscarlo, haga lo contrario, escóndase en casa, y vera que la COVID -19 no dará con ud ni con su familia.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.