Vie, 26 febrero 2021

Otro SOS ante la trasmisión acelerada de la COVID-19

La actual situación de la propagación de la COVID-19 nos obliga a extremar las medidas ciudadanas responsables.

No me canso de valorar la situación emanada como consecuencia de la COVID- 19, porque a este paso, y a mi criterio, todos somos vulnerables ante la pandemia

Los datos a nivel mundial son escalofriantes y similar sucede con los nuestros. Cuba registra cifras alarmantes, no vistas en los meses que nos antecedieron desde marzo en que comenzó la propagación en la isla.

Aunque no relacionaré cifras porque no me parecen necesarias (los medios de comunicación se encargan de ello), en las últimas horas sobrepasan los 400 nuevos contagios y dentro de ellos una cifra considerable de niños. Una tendencia al alta en las últimas jornadas.

Me impresionó mucho que entre los contagiados se encuentren niños pequeños, lactantes de pocos meses, incluso de días de nacido.

Soy madre y recuerdo que los primeros meses de nacidas mis hijas solo salían de casa a consultas pediátricas programadas para los recién nacidos. No había paseos, ni contactos fuera del ángulo familiar y aquel que visitaba el hogar, lo hacía con mucha precaución.

Hoy las madres salen a colas, fiestas y paseos con esos menores sin tener en cuenta la situación vigente y la exposición al contagio de esos pequeños.

Por lo que considero que no podemos continuar acusando la entrada de viajeros a Cuba, porque, aunque es cierto que inciden en estas cifras, lo que más reincide es la irresponsabilidad, la indisciplina y la falta de percepción del riesgo. Esas mismas acciones que estamos condenando desde el inicio de la trasmisión en nuestro país y que no acaban de formar parte del accionar ciudadano.

Las medidas hoy se arrecian en todo el caimán verde pero la vida sigue igual a mi criterio, porque no escuchamos y seguimos incumpliéndolas. Otro llamado a la responsabilidad es mi SOS.

Por favor, pensemos que los médicos, enfermeros y todo el personal de la salud que hoy combate la COVID con tanta valentía, necesitan de nuestra colaboración para erradicarla y solo cumpliendo con las medidas establecidas podemos colaborar con ellos.

Villa Clara, foco rojo hoy en la trasmisión, necesita de habitantes responsables y disciplinados para detener la trasmisión autóctona que sufre. Las nuevas medidas se ponen en práctica:el trasporte público tiene sus limitaciones, de igual manera el comercio y la gastronomía y otros sectores también imponen acciones restrictivas (medidas ya publicadas por los diferentes medios de comunicación), pero esto no es suficiente si los ciudadanos no hacemos lo que nos toca. Ud que me lee, reflexione, actúe en función de esta imperiosa necesidad, y sobre todo, multiplique su accionar.

Es necesario que se cuide, cuide a sus familiares, a sus compañeros de trabajo, y de ser preciso, denuncie a los irresponsables que transitan en las calles no obedeciendo e incumpliendo con las medidas de control establecidas.

No se logra detenerla con solo dictar medidas de restricción. Debemos ser responsables con nuestra salud y la de todos.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.