Mié, 24 febrero 2021

Tostones de ensueños

Elaborar recetas de cocina para disfrutar en familia es una de las formas de quedarse en casa y cuidarse de la propagación de la pandemia que azota a la humanidad por estos días. Aun cuando estamos en fase de recuperación, puede quedarse la mayor parte del tiempo en casa y degustar recetas nuevas de cocina en familia.

Hace algún tiempo quería compartir esta receta, pero siempre escribía sobre algún otro tema porque el tiempo no me permitía elaborarla y recordar los ingredientes y pasos.

Hoy que la COVID -19, aun cuando estamos en fases recuperativas, me mantiene en casa en teletrabajo, y aunque el tiempo no me sobra, aprovecho el que me queda para buscar alternativas que me permitan cuidarme, trabajar, distraerme y hacer cosas novedosas que mi familia agradece.

No soy de las que gusto de la cocina, lo confieso, pero sí de las que gusta comer bien, de ahí que elaborar recetas es uno de los entretenimientos de estos tiempos quedándome en casa.

Hoy traigo unos tostones de ensueños como les puse. Existen varias maneras de elaborarlos, siempre buscando ser agradable al paladar y que agraden también por su presencia en la mesa. Recuerde que el amor entra por la cocina como suele decirse, y que lo que no tiene presencia no invita a consumir.

Pues siguiendo esa tradición familiar que a decir verdad está muy alejada de la cocina que aprendí de mi abuela materna, porque ella tenía el don de elaborar una cocina exquisita, yo preparo algunos platos.

Esta vez los tostones son diferentes a los que acostumbramos a elaborar con simplemente machacar los plátanos y freír. 

Esta diferente variante no es compleja y cambia al paladar. Sólo tiene que, además del plátano (lo mismo variedad de burro o criollo), por supuesto-, tener picadillo, vegetales, queso, embutidos, salsas o cremas. Puede aprovechar algún poquito que le quedó del día anterior y así incluso lo multiplica.

Pelar y cortar los plátanos de la manera tradicional para tostones, pero un poco más grande de lo común, de manera que admita el relleno o cortarlos en rebanadas a lo largo.

Una vez cortados se fríen una primera vez, se sacan y aplastan, luego se abren en el medio y se rellenan y puede o no volverlos a freír como es tradicional en los tostones para reafirmar su cocción final, o dejarlos así.

Una vez concluido, ya están listos para el consumo, o si desea, puede hacer una salsa adicional o una crema de queso o unas cucharadas de mayonesa (estos últimos ingredientes también elaborados en casa) y vestirlo con estos ingredientes.

Estos que les muestro los elabore con un mínimo de picadillo que había quedado del día anterior.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.