Vie, 26 febrero 2021

Mantener una alimentación sana en tiempos de COVID-19

Ingresamos a la temporada calurosa y si a eso le agregamos que hacemos poco esfuerzo físico, motivado por el encierro social a que nos lleva la COVID-19, es momento de darle una atención especial a nuestra alimentación para combatir el intenso calor y mantenernos en forma, físca y mentalmente.
Foto: Prensa-latina

Soy de las que pienso que el consumo de agua es suficiente para mantener el cuerpo hidratado. Pero si es como mi madre, que alega que el agua no le agrada al paladar y consume muy poca, le recomiendo alimentos ricos y abundantes en agua.

Existen verduras y frutas específicos que ayudan al organismo a contrarrestar las altas temperaturas de la época. La guayaba, el mango, las ciruelas y otras frutas tropicales están al alcance de todos, y consumidas en su forma natural en deliciosos jugos, son un gran alimento y sientan bien para esta temporada.

No soy especialista, solo recomiendo lo que considero saludable dada mi experiencia. Hace tiempo leí que los nutriólogos aconsejan la necesidad de hidratar el cuerpo tanto de niños, jóvenes y adultos durante la etapa estival, y hacen énfasis en los niños y los ancianos.

Si usted es adulto mayor o convive con alguno, debe saber que las elevadas temperaturas de esta época, aun estando en casa, provocan la sudoración del organismo, que busca regular la temperatura corporal, pero puede provocar deshidratación si no se toman los cuidados necesarios, de ahí la importancia de hidratarlo de manera sistemática con el consumo de abundante agua y alimentos que la contengan.

Para eso es importante planificar la alimentación de cada día con alimentos que contengan el preciado líquido, vitaminas y minerales; ahí entra a jugar su papel las frutas, y yo en particular le sumo alimentos fríos como ensaladas.

Sé, por la experiencia con mi madre y también por la respuesta de mi organismo cuando los consumo, que a personas adultas no le sientan bien las comidas cargadas de grasas, condimentos y platos demasiados abundantes o calóricos. Entonces agrego frutas, vegetales y verduras a la alimentación diaria en diversas maneras, y logramos una mejor digestión, especialmente en horas de la tarde y noche.

Por estos tiempos reduzco los fritos, rebozados y el uso abusivo de picantes en las comidas como hamburguesas y embutidos. Aumento el consumo de sopas y puré de viandas, sobre todo en las comidas de estos horarios.

Es temporada de zanahorias, plátanos, remolachas, los que también juegan un papel importante en nuestra alimentación y nos proporcionan bienestar. Además, son fácil de encontrar en mercados y placitas a precios asequibles.

Como nunca fui de las que hacía dietas para mantener el peso adecuado, considero que en tiempos de pandemia tampoco busco en la reducción de la alimentación, el mantener una estética, sino el bienestar y la salud.

En casa incluimos en la rutina diaria una secuencia de ejercicios matutinos que contribuyen a sentirnos bien y dispuestos, y al gasto de energías que anteriormente otras actividades nos proporcionaban.

Recuerdo una vez más que tomar mucha agua es lo más recomendable, pero si así no lo cree, asegure su consumo a través de aquellos alimentos que la contienen en alto grado.

A nuestro alcance está el pepino, que no porque lo dejé para último es menos importante, todo lo contrario: recomendable para las ensaladas y hasta para deliciosos y refrescantes jugos. Contiene aminoácidos, vitamina C, agua, calcio, fósforo, hierro y fibra. Es uno de los mejores alimentos para disipar el calor, eliminar la humedad, mejorar el tránsito intestinal y la eliminación de toxinas, y si ud padece Diabetes Mellitus, es muy aconsejado para la regulación de la glucemia en sangre.

Puedes agregar a tu alimentación diaria helados caseros, aunque mejor, si de postres se trata, prefiero las frutas en su estado natural como expliqué. Tenga en cuenta que la mayoría de las vitaminas y minerales, que incluso necesitamos para reforzar nuestro sistema inmunológico, las encontramos en ellas y ya esto son recomendaciones que a diario escuchamos de médicos y especialistas que hoy nos preparan para enfrentar la pandemia.


Eleonora María Flores Pedraza

Periodista Licenciada en Historia y Ciencias Sociales 1984, muestra interés por el periodismo y los problemas de la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Un comentario en "Mantener una alimentación sana en tiempos de COVID-19"

  1. Ustedes saben, lo que cuesta mantener en estos momentos una alimentación sana. Si ya con el Covi se olvidaron de las carretillero y los precios topados. El limón $20 la perguita de helado que sólo trae 6limones , la guayaba a $7lb, el maso de acelgas $10. Llegó a el Covi y se olvidaron de los carretillero. El pueblo trabajor sigue pasando el niagara en bicicleta.