Dom, 28 febrero 2021

Excelente decisión en tiempos de coronavirus

En estos días de coronavirus en la que todos estamos turbados, hay que buscar qué hacer En Casa para dejar pasar los días, protegernos y a la vez hacer algo útil. Cumplir con las medidas higiénico-sanitarias debidas es una tarea de primer orden en cada hogar, pero ¿qué hacer con el tiempo libre que nos queda?

Buscar tareas que ocupen este tiempo y nos alejen de pensamientos negativos es primordial, por eso retomé una que hace algún tiempo compartí en esta misma sesión y ciertamente me dio resultado.

Ordenar los closets de casa es esa actividad que, aunque necesita de mucha motivación, es importante en cada hogar. Estoy segura que como en mi caso, en sus hogares también hace falta. El tiempo para enfrentar la tarea lo tiene, la motivación hay que buscarla.

Yo logré realizarla en parte, y de veras disfrute el placer de ver mi primer closet ordenado y hasta un segundo. Aún me queda el de la cocina y el último cuarto, que lo haré paulatinamente. Así que ud, manos a la obra.

Existen muchas páginas de decoración de internet con valiosos consejos. Si no tiene tiempo de buscar, o no tiene conexión que pueda destinar a la búsqueda, aquí les sugiero algunos de ellos. Con solo medio día de trabajo seguro lograrás ordenar tu closet, armario o escaparate.

Una vez culminada la cuarentena y vencida la COVID – 19 y puedas salir a la calle, ya sea a visitar a tus familiares y darle el abrazo deseado y también por qué no, comenzar tu vida laboral, ya tendrás previamente seleccionada qué prenda usar y no perder tiempo seleccionando lo apropiado.

De ahí que te sugiero comenzar por tu guardarropa. Siguiendo los consejos de las páginas de decoración, me gustó la teoría de las Tres “T” que me ayudaron en la faena y hoy aconsejo y que dice así: Tirar (para aquello que no necesitarás). Tesoro (guardar para su uso inmediato o mediato) y Traspaso (vender o regalar); solo así tu closet será tu confidente en cuanto al orden y la premura al definir que usar cada amanecer.

Usted puede modificar de acuerdo a su conveniencia y necesidades, yo las modifiqué teniendo en cuenta que todo es valioso en estos difíciles días. Hice mía la teoría del “Tesoro” y manos a la obra. Ah, el primer paso que seguí fue abrir mi guardarropa y vaciar su contenido, incluso probarme algunas de estas prendas que hacía tiempo no usaba y pueden servirme para estar en casa con un aspecto presentable. Busqué un lugar dentro de mi propio ropero para almacenar y unas bolsas de nylon, y guardé en ellas todo aquello que no me sirve o no me gusta usar por alguna razón, pero antes escogí algunas que por su textura de algodón y hasta sus alegres colores para hacerme unos nasobucos. Recuerde, antes de tirar algo a la basura, piense en aquellos familiares a las que pueda servirles, y guárdelas para cuando acabe la cuarentena llevárselas de regalo junto al abrazo deseado.

También pensé en aquellas personas que hoy viven en mi comunidad y a las que también puedo favorecer con esta acción una vez concluída esta etapa que hoy atraviesa la humanidad toda.

En fin, guardé lo que no usaré en un espacio apropiado y cuando concluya el confinamiento me alegraré al verlas de nuevo, y con el abrazo y el regalo que le entregaré y de seguro me agradecerá.


Carmen Milagros Martín Castillo

Periodista Licenciada en Periodismo por la UCLV 2012. Editora del sitio web de Telecubanacán, amante del universo digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.