Dom, 28 febrero 2021

Juegos Olímpicos de Tokio no pueden pasar de 2021

¿Se imaginan que tampoco hubieran Juegos Olímpicos de Tokio en 2021? Eso es impensable, ¿verdad? La cruda realidad es que los máximos dirigentes del deporte en el mundo lo andan pensando. Un escenario que ojalá no se produzca.

Resulta que el presidente del Comité Olímpico Internacional, COI, el alemán Thomas Bach, aseguró que sería imposible volver a aplazar los Juegos, porque Japón sería incapaz de gestionarlos más allá del verano de 2021, según declaraciones al diario alemán WELT.

Lo cierto es que las pérdidas económicas para los organizadores japoneses son ya cuantiosas y ellos afirman que “garantizar la disponibilidad de la Villa Olímpica, como todos los lugares deportivos, no se pueden posponer indefinidamente”.

Recordemos que estas Olimpiadas en la llamada “Tierra del Sol Naciente”se trasladaron a 2021, debido a los estragos provocados por la pandemia del Covid-19 en todo el planeta, que impidió, entre otras cosas, que los atletas se prepararan adecuadamente para la cita.

Sinceramente no creo que la competencia multi-deportiva por excelencia corra peligro el año próximo, pues espero, con mucha esperanza, que esta crisis sanitaria global será superada en los próximos meses. Por tanto, la capital de Japóndebe acoger los Juegos en la fecha ahora programada. Sin embargo, si las autoridades médicas del mundo no son capaces de eliminar la epidemia del Coronavirus para esos días, Tokio diría adiós a la próxima justa estival, algo que ningún amante del deporte desea.


Lázaro Marín Garcia

Comentarista Deportivo Licenciado en Lengua y Literatura Inglesa 1984 en la UH. Amante del universo atlético, administra el blog Universo Naranja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.